QAustral

Un Blog de QAustral SA – Calidad de Software y Negocios

Home » Posts tagged "software" (Page 4)

Guardianes de calidad ajena

Entrevista del : http://www.elfinancierocr.com/ef_archivo/2010/julio/11/tecnologia2427460.html
Elsoftware testing reduce riesgos
Edición 775 – Carolina Ruiz Vega

Mejor prevenir que lamentar. El conocido refrán es la razón de ser del negocio de los probadores de software.

Su trabajo es someter el producto a pruebas para verificar el cumplimiento de las especificaciones requeridas por el usuario y disminuir así fallos a la hora de implementar el producto o de sacarlo al mercado.
La colombiana María Clara Choucair es una de las pioneras latinoamericanas en el tema. “En la década que tenemos de existencia, hemos ahorrado más de lo que nos han pagado a nosotros”, dice al referirse a Choucair Testing, compañía de la cual es gerenta general.

¿Por qué? ¿A qué riesgos está expuesta una empresa si no prueba el software?
Los errores de software van en perjuicio de los usuarios, y eso no solo les puede costar dinero, sino también los clientes y la imagen.

¿A qué tipo de pruebas someten el software?
Depende de lo que necesito y para qué mercado voy. No todo se puede probar porque no daría la relación costo-beneficio. Se pue-de probar funcionamiento, de-sempeño, velocidad, seguridad, código con el que fue hecho… Se prueba lo que se necesita.
Entonces, ustedes son como un control de calidad…
No, los controles de calidad se enfocan en el proceso; nosotros, en el producto.

¿Cómo se prueba el software?
Hay herramientas para cada aspecto que se va a probar y algunas pruebas pueden ser automatizadas. Los robots de prueba se usan más cuando se cambia un pedacito y se quiere volver a probar el resto del aplicativo para ver si esa modificación le afectó otra parte.
“Pero lo más importante es la planificación: qué se va a probar y cuál va a ser la estrategia para hacerlo. Luego se hacen casos de pruebas, se corrige y se libera el producto”.

¿Se pueden usar servicios de cloud computing para hacer las pruebas?
Eso de probar elsoftware desde la nube en Internet no está en furor todavía. Se usa, a veces, pero no mucho aún.

¿Y liberar versiones beta del producto? ¿Eso se considera software testing?
Lo ideal sería que quienes lo van a usar hagan las pruebas de forma dirigida y que hayan muy buenos canales de comunicación entre ellos y el desarrollador.
“Eso se usa más para productos masivos y debe ser más un apoyo a las pruebas que ya se hicieron internamente y controladas, que una prueba en sí misma”.

¿Qué tipo de sistema es especialmente importante someterlo a prueba y quién debe hacerlo?

78.000
fallas ha identificado Choucair Testing en los 10 años que tienen de existencia.
130.000
suman los probadores desoftware certificados a nivel mundial, 282 son latinoamericanos.

Los aplicativos que impliquen vidas humanas y los de las empresas de servicios, que usualmente se apoyan en la tecnología para llevar a cabo el negocio.
“Generalmente los desarrolladores tienen su propia oficina de pruebas pero apoyarse en un tercero especializado puede ser más eficiente porque cuatro ojos ven más que dos.
“También hay clientes corporativos –los bancos, por ejemplo– que ponen una capita de contención. Entonces nos dan el software que recibieron del proveedor y nosotros lo probamos antes de implementarse”.

¿Cuándo es el momento oportuno para someter el producto a pruebas?
Yo soy partidaria que todo tenga pruebas pero al final la empresa decidirá dependiendo de cuánto riesgo está en juego.
“Si se prueba en procesos inmaduros, será más costoso porque se estarán atajando bobaditas que pudieron haberse detectado desde antes”.

¿Qué hacer en los casos que el testing sale más costoso que el desarrollo?
Eso es muy normal que ocurra cuando se trabaja con un desarrollador nuevo, mientras el equipo se ajusta a la calidad solicitada por el cliente.
“En esos casos, nosotros ayudamos a que el desarrollador aprenda de los errores para que no se repitan en el próximo ciclo de desarrollo”.

¿Se requieren profesionales especializados en software testing o el procedimiento lo puede hacer cualquier desarrollador?
El probador debe tener un pensamiento diametral diferente para que pueda mirar lo que el desarrollador no vio en sus pruebas.
“Tiene que ponerse en muchos zapatos (en los del usuario, del arquitecto, del cliente…) y ser muy creativo para que se le ocurran cosas que nadie más pensó –siempre en línea con lo que el cliente quiera probar–. También debe ser muy preciso en el lenguaje porque si supone, pierde”.

¿Alguna recomendación, en este sentido, para las universidades?
A veces los informáticos salen muy técnicos de la universidad. Además de enseñar a programar, me parece que se debe enseñar el proceso y que el software testing es parte de eso; y formar en cómo analizar y abordar los problemas. No es tanto la técnica como el pensamiento, aunque la experiencia sí es muy importante en este campo.

¿Ven ustedes mercado para que crezcan las empresas de servicios de pruebas de software en Latinoamérica?
Esta industria va creciendo pero el que se meta en este negocio lo tiene que hacer de una manera juiciosa y responsable.
“Cuando a uno le entregan un producto para que lo pruebe, uno tiene el honor y la responsabilidad de cuidar que salga bien; y para eso se requiere alto entrenamiento y calidad en los métodos que utiliza para hacer las pruebas”.

¿Cómo proyectarse a otros mercados?
Tenemos que empezar por nuestro propio mercado, el latinoamericano. Después se pueden abrir sucursales en otros destinos y aprender esos idiomas porque la comunicación es crucial en esto. Es muy difícil entender los requisitos y expresar los defectos de un programa en un idioma que uno no conoce.

Certificar
HASTQB: Hispanic America Software Testing Qualifications Board es una organización sin fines de lucro, conformada por expertos en pruebas de software para promover las certificaciones, y el trabajo entre los miembros para fortalecer la industria de pruebas.

Certificaciones otorgadas: 130.000 en el mundo. De ellas, 282 son latinoamericanas; ninguna costarricense.
Beneficios de certificarse: Homologar el conocimiento y la terminología a nivel mundial.

Oportunidades Laborales en QA

Tester de Software / Con conocimientos de matemática y estadística (Ref. ME)

Para nuestro equipo de Testing en Córdoba, buscamos testers con conocimiento de idioma Ingles y dominio de herramientas matemáticas y estadísticas.
Nuestra búsqueda se orienta a estudiantes avanzados o graduados de sistemas o afines, con gran motivación para aprender, capacidad de administración de actividades y responsabilidad en la tarea encomendada.
Ofrecemos la oportunidad de adquirir conocimiento de importancia y valor en la actividad, interaccionando en proyectos de alcance internacional. Además de un sueldo acorde, posibilidades de crecimiento y la oportunidad de integrarse constantemente con diferentes grupos de trabajo.
Envíanos tu curriculum indicando referencia y remuneración pretendida a: cv@qaustral.com

Oportunidades laborales – QAustral S.A.

Tester
Jr – Córdoba (REF: TJC)

Para nuestro equipo de testing en Córdoba, buscamos Tester Junior.
Nuestra búsqueda s se orienta a estudiantes de sistemas, con gran
motivación para aprender, capacidad de administración de actividades
y responsabilidad en la tarea encomendada.
Es indispensable el conocimiento de idioma Ingles para leer y redactar reportes.
Ofrecemos la oportunidad de adquirir conocimiento de importancia y valor
en la actividad, interaccionando en proyectos de alcance internacional.
Envíanos tu curriculum indicando referencia y remuneración
pretendida a: cv@qaustral.com
 
Tester
Semi- Senior- Córdoba (REF: TSSQA)

Para nuestro equipo de testing en Córdoba, buscamos Tester Semi-Senior.
La tarea encomendada se desarrollara en oficinas propias y dentro de instalaciones
de nuestros clientes.
Nuestra búsqueda se orienta a graduados de carreras de sistemas o
estudiantes avanzados, con gran motivación para aprender, capacidad
de administración de actividades, transmitir conocimiento y responsabilidad
en la tarea encomendada. Solicitamos conocimiento de idioma ingles y disponibilidad
horaria.
Ofrecemos la posibilidad de trabajar en una actividad de conocimiento constante
e interaccionando con distintos equipos de trabajo, en distintos puntos
geográficos.
Envíanos tu curriculum indicando referencia y remuneración
pretendida a: cv@qaustral.com
 
Tester
Jr. – Rosario (REF: TJR)

Para nuestro equipo de testing, buscamos Tester Junior. Nuestra búsqueda
s se orienta a estudiantes de sistemas, con gran motivación para
aprender, capacidad de administración de actividades y responsabilidad
en la tarea encomendada. Su tarea lo llevara a desempeñarse en nuestras
empresas clientes, teniendo una interacción constante con el centro
de QAustral en Córdoba.
Es indispensable el conocimiento de idioma Ingles para leer y redactar reportes.
Ofrecemos la oportunidad de adquirir conocimiento de importancia y valor
en la actividad, interaccionando en proyectos de alcance internacional.
Envíanos tu curriculum indicando referencia y remuneración
pretendida a:

cv@qaustral.com
 
Tester
Semi-Senior- Capital Federal, Buenos Aires (REF: TSSCF1)

Para nuestro equipo de testing buscamos Tester Semi-Senior.
La tarea encomendada se desarrollará en oficinas propias y dentro
de instalaciones de nuestros clientes.
Nuestra búsqueda se orienta a graduados de carreras de sistemas o
estudiantes avanzados, con gran motivación para aprender, capacidad
de administración de actividades, transmitir conocimiento y responsabilidad
en la tarea encomendada. Solicitamos conocimiento de idioma ingles y disponibilidad
horaria.
Ofrecemos la posibilidad de trabajar en una actividad de conocimiento constante
y trabajando con distintos equipos de actividades, en distintos puntos geográficos.
Envíanos tu curriculum indicando referencia y remuneración
pretendida a:cv@qaustral.com
 
Desarrollador
PHP- Córdoba – Ref. : DPC1

Para nuestro equipo de tareas en Córdoba buscamos desarrollador PHP.
La actividad exige conocimiento del lenguaje, dinámica y comunicación
constante. La búsqueda está dirigida a estudiantes avanzados
o graduados de las carreras de sistemas. Dispuesto al trabajo en equipo
y motivado para el aprendizaje de métodos de trabajo con equipos
de testing.
Envíanos tu curriculum indicando referencia y remuneración
pretendida a:cv@qaustral.com
 
Desarrollador
PHP – FreeLancer, Córdoba – Ref. : DPFC2

Para nuestro equipo de tareas en Córdoba buscamos desarrollador PHP.
La actividad exige conocimiento del lenguaje, dinámica y comunicación
constante, además de responsabilidad para el cumplimiento de tiempos
y objetivos. La búsqueda está dirigida a profesionales con
dinámica y claridad en el desarrollo PHP. Dispuesto al trabajo en
equipo y motivado para el aprendizaje de métodos de trabajo con equipos
de testing.
Envíanos tu curriculum indicando referencia y remuneración
pretendida a:cv@qaustral.com
 
 
 

Nuevo número de la revista Testing Experience

Ya ha sido publicado el decimo número de la revista Testing Experience con una portada de cumpleaños al ser su publicación número 10.

Para quien no lo sepa, Testing Experience es una revista que se publica de forma trimestral donde se recogen varios articulos sobre un tema en particular.

Software Testing

Para este número 10 el tema escogido es “Performance Testing”. Dentro de este tema podemos destacar los articulos de Erik van Veenendaal titulado “Where are the non-functional requierements” o un articulo sobre “Agile Performance Testing” de Sowmya Karunakaran.

La revista se puede descargar de forma gratuita de la página web de Testing Experience:

http://www.testingexperience.com

Tendencias en negocios de software

Tata realizó el “Testing Day 2010”
Tata Consultancy Services (TCS) realizó su jornada de Testing Day 2010 con el objetivo de brindar su aporte a las Tecnologías de la Información y de la Comunicación en Uruguay. En este tipo de encuentros las empresas de software enfrentan el desafío de demostrar la calidad de sus productos y el Testing es la práctica que brinda ese respaldo.

El encuentro fue organizado por TCS con el fin de dar a conocer nuevas herramientas y tendencias en esta materia y reunió a 200 expertos de Uruguay. Expertos de la empresa India y de otras compañías idóneas en la materia fueron los disertantes en el ciclo de conferencias, en las que apuntaron a compartir experiencias relacionadas al Testing, poniendo en perspectiva el futuro de esta práctica en Uruguay, la región y el mundo. Los oradores plantearon diferentes temáticas y se expusieron las mejores prácticas para que los equipos de testers busquen y aseguren la calidad de un producto de software.

Testing

El Testing Day de TCS contó con la presencia de los principales ejecutivos de las empresas públicas y privadas de Uruguay, directivos de las universidades e instituciones reguladoras, consolidando al encuentro como un espacio de intercambio y networking entre los actores del sector. “Todo paso a futuro comienza por el diálogo, el entendimiento y la búsqueda de puntos de encuentro. Este Testing Day fue el puntapié inicial para seguir analizando la evolución de las tecnologías en la sociedad”, declaró Larrañaga.

http://www.larepublica.com.uy

Ser Rico, la única fórmula útil sigue siendo el esfuerzo (parteV)

¿Qué pasa aquí? La respuesta es obvia si uno piensa en ello: en los años 1860 y 1870, la economía estadounidense experimentó quizá la mayor transformación de su historia. Fue cuando se construyeron los ferrocarriles y surgió Wall Street, cuando la fabricación industrial comenzaba en serio, cuando las reglas que habían regido la economía tradicional se rompieron

para rehacerse de nuevo. Lo que esta lista dice es que realmente importa cuántos años tiene uno cuando se produce una transformación así.

Los nacidos a fines de la década de 1840 se lo perdieron. Eran muy jóvenes para aprovechar el momento. Pero los nacidos de 1820 eran muy viejos: tenían la mentalidad formada por el paradigma de la época anterior a la Guerra de Secesión. Pero había una ventana estrecha, de nueve años, que era perfecta para ver el potencial que encerraba el futuro. Los catorce de la lista tenían visión y talento. Pero también una oportunidad asombrosa.

Si uno pregunta a los veteranos de Silicon Valley, le dirán que la fecha más importante en la historia de la revolución de las computadoras personales fue enero de 1975, cuando la revista Popular Electronics sacó en portada una máquina extraordinaria llamada Altair 8800. El Altair costaba trescientos noventa y siete dólares. Era un artefacto del tipo «hágalo usted mismo» que se podía montar en casa. El titular del reportaje rezaba: «¡LO NUNCA VISTO! La primera minicomputadora del mundo en rivalizar con los modelos comerciales».

Hasta entonces la idea de una computadora la habían encarnado aquellos enormes y carísimos mainframes como el que poblaba la blanca extensión del centro informático de Michigan. Durante años, todos los hackers y zumbados de la electrónica habían soñado con el día en que una computadora fuera suficientemente pequeña y barata para que una persona ordinaria pudiera usarla y poseerla. Aquel día al fin había llegado.

-Si un informático era demasiado viejo en 1975, entonces ya tendría un trabajo en IBM desde que dejó la universidad; y una vez que se empezaba en IBM, resultaba verdaderamente duro hacer la transición al mundo nuevo -asegura Nathan Myhrvold, durante muchos años alto ejecutivo de Microsoft.

Quien en 1975 hubiera dejado bien atrás sus años universitarios pertenecía ya al viejo paradigma. Se acababa de comprar una casa. Estaba casado, tal vez con hijos o esperándolos. Ésta no es situación para dejar un buen trabajo con su pensión e irse a juguetear con una fantasiosa computadorcita de trescientos noventa y siete dólares. De modo que excluyamos a todos aquellos nacidos antes de, digamos, 1952. Al mismo tiempo, naturalmente, no conviene ser demasiado joven, pues lo importante es estar bien colocado en la parrilla de salida para 1975, lo cual no es factible si uno está todavía en el instituto, así que excluyamos también a los nacidos después de, digamos, 1958. Es decir, la edad perfecta para estar en 1975 es la suficiente para formar parte de la revolución que viene, pero no tanta como para habérsela perdido. Si se puede elegir, lo mejor es tener veinte o veintiuno, lo que significa haber nacido en 1954 o 1955.

Hay un modo fácil de comprobar esta teoría. ¿Cuándo nació Bill Gates? 28 de octubre de 1955. ¡Es la fecha de nacimiento perfecta! Su mejor amigo era Paul Allen, cofundador de Microsoft junto con Bill Gates. ¿Cuándo nació? 21 de enero de 1953. El tercer hombre más rico de Microsoft es quien ha dirigido cotidianamente la empresa desde 2000, y es uno de los directivos más respetados en el mundo del software: Steve Ballmer. ¿La fecha de nacimiento de Ballmer? 24 de marzo de 1956.

Y no olvidemos a un hombre casi tan famoso como Gates: Steve Jobs, cofundador de Apple Computer. A diferencia de Gates, no prevenía de una familia rica ni fue a Michigan como Joy. Pero él también tuvo su Hamburgo. Se crió en el epicentro absoluto de Silicon Valley. Su vecindario esta lleno de ingenieros de la Hewlett-Packard, entonces una de las firmas de electrónica más importates del mundo. De adolescente merodeó por los mercados donde los aficionados a la electrónica vendían recambios informáticos. Jobs llegó a su mayoría de edad respirando el aire del mismo negocio que más tarde dominaría. ¿Cuándo nació? 24 de febrero de 1955.

Otro pionero de la revolución del software fue Eric Schmidt, que dirigía Novell, una de las firmas de software más importantes de Silicon Valley, y en 2001 se convirtió en director gerente de Google. ¿Fecha de nacimiento? 2 de abril de 1955. No pretendo sugerir, por supuesto, que todo magnate del software en Silicon Valley haya nacido en 1955. No es así, igual que no todo titán estadounidense de los negocios nació a mediados de la década de 1830. Pero aquí hay muy claramente un patrón, y resulta asombroso lo poco que parecemos querer reconocerlo. Fingimos que el éxito es exclusivamente un asunto de mérito individual. Pero no hay nada que corrobore que las cosas son así de simples. Estas historias, en cambio, hablan de personas que tuvieron una oportunidad especial de trabajar duro y bien y la aprovecharon. Su éxito no fue sólo de fabricación propia: fue un producto del mundo en el que crecieron.

A propósito, no nos olvidemos de Bill Joy. Él mismo dice que, si hubiera sido un poquitín más viejo y tenido que afrontar la servidumbre de programar con tarjetas perforadas, habría estudiado ciencias naturales. Tras su paso por Berkeley, Joy se convirtió en uno de los cuatro fundadores de Sun Microsystems, una de las más antiguas e importantes empresas de software de Silicon Valley. Y usted si todavía piensa que la fecha y el lugar de nacimiento son accidentes que no importan tanto, aquí están los cumpleaños de los otros tres fundadores de Sun Microsystems. Scott McNealy: 13 de noviembre de 1954. Vinod Khosla: 28 de enero de 1955. Andy Bechtolsheim: 30 de septiembre de 1955.

De Fueras de serie. Taurus

Ser Rico, la única fórmula útil sigue siendo el esfuerzo (parteIV)

El padre de Gates era un rico abogado de Seattle; y su madre, hija de un banquero acomodado. De niño, Bill se reveló como un talento precoz, fácilmente aburrido por los estudios; así que sus padres lo sacaron de la escuela pública y, cuando iba a empezar el séptimo curso, lo enviaron a Lakeside, una escuela privada a la que las familias de la élite de Seattle enviaban a sus hijos. A mitad del segundo año de Gates en Lakeside, la institución creó un club informático.

-Todos los años, el Club de Madres de la escuela organizaba un mercadillo de artículos usados; y siempre estaba la pregunta de adónde iría el dinero -recuerda Gates-. A veces se destinaba al programa de verano, que permitía a los chicos de ciudad pasarlo en el campus. También se destinaba a las necesidades de los profesores. Aquel año se invirtieron tres mil dólares en una terminal informática en un cuartito del que procedimos a apoderarnos. Nos parecía una cosa asombrosa.

Y tanto, porque era 1968. A partir de aquel año, Gates vivió en la sala de la computadora. Él y otros empezaron a enseñarse a sí mismos cómo usar aquel extraño dispositivo nuevo. Alquilar una terminal entonces puntera salía caro incluso para una institución tan rica como el Lakeside, así que los tres mil dólares recaudados por el Club de Madres no tardaron en agotarse. Los padres recaudaron más dinero. Los estudiantes se lo gastaron. Entonces, un grupo de programadores de la Universidad de Washington formó un equipo llamado Computer Center Corporation (o C al cubo), que arrendaba horas de computadora a empresas locales. C al cubo acabó por quebrar. No tardaron en dar con otra empresa, ISI (Information Sciences Inc.), que les cedió horas de computadora gratuitas a cambio de su trabajo en un software para automatizar nóminas de empresa. Durante un periodo de siete meses de 1971, Gates y sus cohortes sumaron 1.575 horas de tiempo de programación con la unidad central ISI, lo que hace un promedio de ocho horas al día, siete días por semana.

-Era mi obsesión -cuenta Gates al hablar de sus tempranos años en el instituto-, Me saltaba la educación física. Iba allí por las noches. Programábamos durante los fines de semana. Tenían estas máquinas en el centro médico y el departamento de Física. Trabajaban sobre un programa de veinticuatro horas, pero con grandes periodos inactivos, de modo que entre las tres y las seis de la mañana había un hueco de tres horas -ríe Gates-. Por eso soy siempre tan generoso con la Universidad de Washington, porque me dejó robar tantas horas de computadora.

Años más tarde, la madre de Gates dijo:

-Siempre nos preguntábamos por qué le costaba tanto levantarse por las mañanas.

Entonces, uno de los fundadores de ISI, Bud Pembroke, recibió una llamada de una empresa tecnológica que acababa de firmar un contrato para informatizar una enorme central eléctrica al sur del estado de Washington. La compañía necesitaba desesperadamente programadores familiarizados con el software concreto que usaba la central. En aquellos días tempranos de la revolución informática, era difícil encontrar programadores con esa clase de experiencia especializada. Pero Pembroke sabía exactamente a quién llamar: a aquellos jóvenes de Lakeside que llevaban miles de horas encima de la computadora central de ISI.

Aquellos cinco años que van desde octavo grado al final del instituto fueron el Hamburgo de Bill Gates, quien, se mire como se mire, supo aprovechar una serie de oportunidades aún más extraordinaria que la que disfrutó Bill Joy.

¿Y qué tenían en común prácticamente todas aquellas oportunidades? Que le dieron a Bill Gates tiempo suplementario para practicar. Cuando Gates dejó Harvard después de su segundo año de estudiante para probar suerte con su propia empresa de software, llevaba siete años consecutivos programando prácticamente sin parar. Había sobrepasado con creces las diez mil horas. ¿Cuántos adolescentes del mundo reunían la clase de experiencia que tenía Gates?

Si juntamos las historias de los Beatles con las de Bill Joy y Bill Gates, creo que nos haremos una idea más completa del camino al éxito, Tanto Joy como Gates o los Beatles eran sin lugar a dudas gente con talento. Pero lo que realmente distingue sus historias no es su maravilloso talento, sino las extraordinarias oportunidades que disfrutaron.

Las rachas de suerte no parecen ser excepcionales entre los millonarios del software, los ídolos del deporte y los conjuntos de rock. Parecen ser la norma. La lista de las setenta y cinco personas más ricas de la historia de la humanidad, compilada por la revista Forbes, incluye a reinas, reyes y faraones de siglos pasados, así como a millonarios contemporáneos, como Warren Buffett y Carlos Slim. Los historiadores comienzan con los faraones y Cleopatra, repasando cada año de la historia humana desde entonces, en busca de pruebas de riqueza extraordinaria por todos los rincones del mundo. Pues bien, casi el veinte por ciento de los nombres que figuran en la lista proceden de una sola generación de los Estados Unidos.

1.John D. Rockefeller, 1839

2. Andrew Carnegie, 1835

28. Frederick Weyerhaeuser, 1834

33. Jay Gould, 1836

34. Marshall Field, 1834

35. George F. Baker, 1840

36. Hetty Green, 1834

44. James G. Fair, 1831

54. Henry H. Rogers, 1840

57. J. P. Morgan, 1837

58. Oliver H. Payne, 1839

62. George Pullman, 1831

64. Peter Arrell Brown Widener, 1834

65. Philip Danforth Armour, 1832